Duros a peseta…

Pensar que se pueden conseguir chollos exclusivos y el resultado será el mismo que si se hubiera pagado su justo valor por dicho producto o servicio es tan solo un delirante sueño.


Recuerdo un día en que una persona me realizó una consulta sobre por qué su sitio web no salía nunca en Google. El hombre estaba preocupado porque, tras realizar “la gran inversión de 90 €”, la página en cuestión resultaba totalmente ilocalizable a no ser que escribiéramos el URL completo de la misma en nuestro navegador.

Una vez la página web estuvo en la pantalla de mi monitor, lo primero que hice fue acceder al código fuente de la misma y… ¡lo que me esperaba!. Salvo las “cuatro líneas” que cualquier programa de edición escribe por defecto al abrir un archivo HTML nuevo, el código no decía nada. Nada de nada. Estaba literalmente vacía. A partir de ahí, comprobar otros datos e indagar las acciones realizadas con el dominio en cuestión no merecía la pena. Esa “web chollo” se entrega cual folleto de papel y con la misma utilidad que una fotocopia… y ya está.

Siempre se ha dicho que lo barato sale caro pero, más bien, yo añadiría que resulta inútil (como es el caso al que me refiero en este post).

Nadie da duros a peseta” pero aún quedan personas que piensan que este viejo refrán es falso y carente de sentido. Pensar que se pueden conseguir chollos exclusivos y el resultado será el mismo que si se hubiera pagado su justo valor por dicho producto o servicio es tan solo un delirante sueño.

Si un paquete profesional de hosting compartido viene a tener un costo aproximado entre 70 y 120 euros al año…

  • ¿Nos podrán proporcionar por 90 € una página web terminada que esté bien hecha, sea bonita y, además, funcione como debe de funcionar?.

Si un desarrollador dedica 40 horas de trabajo en la preparación de archivos y la creación de un sitio web en condiciones…

  • ¿En qué cabeza cabe que pueda cobrar solo 90 € por sus servicios incluyendo el hosting y el dominio para internet?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *