Imágenes para mi web: “¿de donde las saco?”

Tradicional resulta ya el dicho “una imagen vale más que mil palabras” y de ahí vamos a pasar a formas más modernas y breves en la definición de alguna de las formas que caracterizan el mundo de la comunicación.


Hoy hablaremos de IMÁGENES, y más concrétamente de las imágenes que podemos necesitar para un sitio web, bien sea éste un blog personal o una página web corporativa.

Mi definición preferida, para señalar qué condición debe ser inherente e indispensable en una imagen, es “IMPACTO VISUAL”.

El experto en Social Media Neal Schaffer dice: “El 90% de toda la información transmitida al cerebro es visual y esta información se procesa 60.000 veces más rápido que el texto”.-

© Sarah Klockars-Clauser for openphoto.net
© Sarah Klockars-Clauser for openphoto.net

Salvo que lo que vayamos a crear sea una tienda en línea con productos exclusivos, y que requiera de una colección de imágenes fidedignas de los artículos que vamos a comercializar; o en el caso en que lo que pretendemos mostrar sean fotografías de secciones o actividades concretas de nuestra empresa y sus operarios, las posibilidades de conseguir cómodamente imágenes para nuestra web son grandísimas y no pasan por la necesidad de echarse la cámara al hombro y ponerse al acecho para cazar en el momento oportuno esa instantánea que precisamos. Es más, por no necesitar, no necesitaremos ni levantarnos de nuestro escritorio para conseguirlas: lo único que necesitaremos es TIEMPO.

Bancos de imágenes gratuitos

Una certera premisa de los últimos años dice: “Aquello que no está en internet es que no existe”. Pues con las imágenes pasa igual. En internet xisten bancos de imágenes profesionales de pago… y también existen otros en los cuales no hay que pagar por la utilización de sus imágenes. Todo lo más que estaremos obligados a hacer es a seguir las reglas que la plataforma en cuestión nos dicte y acreditar de forma correcta las imágenes que utilicemos en nuestro sitio web. ¡Así de fácil y así de… gratis!.

A continuación una relación de diez de estos “tesoros” a nuestro alcance:

© Sarah Klockars-Clauser for openphoto.net
© Sarah Klockars-Clauser for openphoto.net

Una vez que tenemios conocimiento de los rincones de internet en los que podemos hurgar para ver qué imágenes pueden venir bien a nuestro proyecto web solo queda escoger bien.

Mi recomendación es que no os precipiteis y antes de decidir las imágenes concretas que vayais a usar, dediqueis el tiempo necesario y, ya puestos, como os surgirán nuevas ideas mientras veis la gran variedad de instantáneas catalogadas, nada mejor que crear una carpeta en vuestro escritorio para ir guardando todas aquellas que os gusten, las vayais a usar de forma temprana o en publicaciones posteriores.

Posíblemente, en un futuro no muy lejano, vosotros mismos agradecereis el tiempo empleado en esta actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *